Educación cívica y la enseñanza del pensamiento histórico como medios para el bien común

Por Sergio Escobar, 2019

         Las sociedades del mundo a día de hoy han ido construyéndose y avanzando en base de un fin último, el cual corresponde a aquello llamado “bien común”, lo cual hace referencia a aquellos fines que los ciudadanos de estas sociedades deberían aspirar para alcanzar. Esta definición provoca que el bien común sea cambiante y se adapte para cada sociedad que se analiza, sin embargo se puede establecer, basándose en el pensamiento de distintos filósofos, que existe un fin supremo, un bien al que toda ciudadano debe aspirar a conseguir por naturaleza, la felicidad.

         Aclarado ya el término de bien común y sus alcances, se debe circunscribir este tema bajo la realidad nacional. Al igual que todas las sociedades, Chile posee como fin último de su sociedad alcanzar el deseado bien común, el cual es definido como aquel objetivo conclusivo que moldea a la sociedad. Bajo este contexto descrito, es posible cuestionarse que elementos son relevantes para alcanzar el bien común de la sociedad política, es decir, ¿Qué medios permiten alcanzar de manera correcta este fin último? Bajo esta postura, se plantean los conceptos de educación cívica y pensamiento histórico como medios, es decir, como aquellos procedimientos necesarios que permitirían lograr alcanzar el objetivo definitivo, que en el caso planteado corresponde al bien común y la felicidad. Sin embargo, para lograr otorgarles el reconocimiento de medios a las nociones de educación cívica y pensamiento histórico se deben aclarar sus respectivos significados.

         La educación cívica como tal es un objetivo muy complejo de alcanzar, ya que se plantea que una verdadera educación cívica debería buscar enseñar el ejercicio de la ciudadanía activa que, según María G. Olivo (quien a su vez se basó en los autores Briet et al), “implica generar espacios de participación social-comunitaria, destacando la capacidad de liderazgo para organizar a la población en pos de objetivos, que en este escenario buscan mejorar la calidad de vida de un contexto vulnerable”, lo cual sumado a las concepciones amplias que se poseen respecto a este término (Cavieres-Fernández y Urrutia, 2017), dan como resultado dificultades en la enseñanza de la ciudadanía.

         Respecto al concepto del pensamiento histórico También es posible relacionar este concepto con el punto de la educación cívica, ya que se encuentran estrechamente ligados respecto a los temas a considerar para hacer ejercicio de manera correcta del papel de ciudadano.

         En definitiva, la presente entrada establece que ambos puntos mencionados en los párrafos anteriores son, actualmente, medios que funcionan a favor de alcanzar la denominada felicidad.

         El primer punto que permite abalar la afirmación presentada anteriormente se basa en los planteamientos del bien común que posee el filósofo Jacques Maritain , el cual establece la necesidad de que el bien común logre garantizar que cada persona de la sociedad planteada logre poseer, entre otros puntos, derechos políticos y virtudes cívicas ( 2001, pág. 86). El hecho de que el bien común se relacione con los conceptos nombrados en la cita anterior establece una relación directa con el concepto de educación cívica, ya que esta, como ya se ha mencionado, busca enseñar la ciudadanía, la cual entre sus dimensiones posee los denominados derechos políticos y las responsabilidades que estos traen (G. Olivo, 2017). Lo que se busca destacar, es que la educación cívica le otorga a las nuevas generaciones los puntos necesarios para considerar un bien común como válido, lo que a su vez permitiría ir escalando y alcanzar el fin último de la felicidad.

         En segunda instancia, se debe comprender el concepto de racionalización de la vida política, el cual es planteado como una consecuencia de los medios escogidos por las sociedad para continuar por su vida política, existiendo de esta manera las racionalización técnica y moral, siendo la primera la importante para lo que se planteará en este punto (Maritain, 2001, pág. 87). En este punto técnico, Maritain plantea el ejemplo del maquiavelismo, estableciendo que este buscaba olvidar la justicia para obtener victorias inmediatas, pero siempre por malos medios (inadecuados para el fin), otorgando finalmente el ejemplo de los gobiernos totalitarios y su forma de actuar, la cual ve similitudes respecto a lo planteado anteriormente (Maritain, 2001, pág. 88-90). Al introducir el tema de los totalitarismos pasados es posible aplicar el concepto de pensamiento histórico el cual se refiere a aquel que produce la enseñanza de la historia, específicamente aquel que permite, mediante el uso de la memoria, utilizar temas ya ocurridos (analizando sus causas, desarrollo y efectos), crear nuevos temas, dar nuevas preguntas que buscarán respuestas en las nuevas generaciones, permitiendo de esta manera generar un pensamiento crítico respecto a los hechos actuales, buscando comparaciones con los tiempos pasados. (González, Pagès, 2014), de manera que este logre establecer reflexiones y distintos procesos que permitan al ser humano alcanzar conocimientos válidos del pasado y generando críticas, comparaciones y pensamientos a futuro (Molina y Ortuño, 2017). Básicamente, se establece que el pensamiento histórico permite realizar los procesos necesarios para escoger los medios correctos y adecuados para el fin establecido, evitando de esta manera que no se llegue al modelo maquiavelista que Maritain plantea como un error que va en contra de la justicia y del propio bien común.

         La tercera y última razón dice relación con el segundo tipo de racionalización de la vida política que fue mencionado en el punto anterior, la racionalización moral. Respecto a este tema, Maritain establece la importancia de la democracia (sistema de gobierno que establece la soberanía en el pueblo) en la vida política, estableciéndola como el único medio bajo el cual se lograría alcanzar la justicia necesaria para lograr el fin último de la sociedad. Además, se establece que es necesario que los órganos del cuerpo político sirvan al bien común de la sociedad, para lo cual se requiere que los medios escogidos para alcanzar los fines sean completamente morales (2001, pág. 90-96). Bajo todo lo planteado en el fragmento anterior, se puede establecer una íntima relación con la educación cívica, ya que esta es la única forma de lograr formar los ciudadanos que lograran escoger los medios adecuados para establecer seres humanos justos en los puestos del cuerpo político, por lo tanto es claro de visualizar que la educación cívica corresponde a uno de los primeros medios necesarios para alcanzar el fin último de la sociedad.

         Finalmente, se concluye que los planteamientos de Maritain logran ser aplicados bajo el contexto de la tesis planteada, permitiendo argumentar que efectivamente la educación cívica y el pensamiento histórico son elementos necesarios para lograr conseguir el anhelado fin último de la felicidad en la sociedad. Debido a esto, se puede destacar que estas áreas del conocimiento deben seguir fortaleciéndose en la actualidad, especialmente existiendo el problema relacionado con la educación cívica y su déficit curricular, el cual no permite educar de manera correcta en cuanto a la ciudadanía activa (Cavierres-Fernández, 2015), ya que las nuevas generaciones son aquellas que tendrán la labor de guiar esta sociedad por el camino correcto (el moral, según lo planteado por Maritain) para desarrollarse y lograr la correcta realización de todos los individuos pertenecientes a esta sociedad política (2001, pág. 85-97)

Bibliografía:

– Cavierre-Fernández, E. (2015). Pensamiento de los profesores de historia acerca de la ciudadanía y la inclusión de las movilizaciones estudiantiles en su enseñanza. Scielo. Recuperado en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-07052015000200004

– Cavierre-Fernández, E. y Urrutia C. (2017). Formando ciudadanos: bien común, profesores y movilizaciones estudiantiles en Chile. Scielo. Recuperado en: http://www.scielo.edu.uy/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1688-93042017000200061&lng=es&nrm=iso&tlng=es

–  G. Olivo, M. (2017). Educación para la Ciudadanía en Chile. Scielo. Recuperado en: https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-07642017000500016

– González, M. P. y Pagès, J. (2014). Historia, memoria y enseñanza de la historia: conceptos, debates y perspectivas europeas y latinoamericanas. Scielo. Recuperado en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2027-51372014000200010

– Maritain, J. (2001) El hombre y el Estado. Editorial del Pacífico, Santiago, Chile.

– Molina Puche, S. y Ortuña Molina, J. (2017). Concepciones del profesorado iberoamericano de Secundaria sobre la contribución del patrimonio local al desarrollo del pensamiento histórico. Scielo. Recuperado en:   https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-07052017000400010&lng=es&nrm=iso&tlng=es.

2 respuestas a “Educación cívica y la enseñanza del pensamiento histórico como medios para el bien común

  1. Excelente trabajo!! Es un texto lleno de información muy bien manejada, es muy interesante la importancia que se le debe dar a los métodos de enseñanza y cómo el no ir actualizándola o no aplicarla correctamente puede afectar enormemente al desarrollo de la sociedad

    Me gusta

  2. Creo que te manejaste muy bien con los conceptos, los explicaste de manera clara y concisa. Aunque me hubiera gustado que los relacionaras con el ámbito nacional actual, creo que te hubiera ayudado para explayarte más. Me gustó que relacionaras a Maritain con tus conceptos claves. Saludos desde Chimbarongo.
    -Benjamín Contreras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s