Deporte: ¿Mecanismo de reinserción social en las cárceles chilenas?

Por Antonia Toledo Savignones, 2019.

En la actualidad chilena “el deporte se conoce como un derecho a nivel nacional, por lo que se debe integrar de modo eficaz y positivo” (Castillo, 2004). Lo que más se destaca de la realización de una actividad deportiva es la formación integral del individuo, ya sea en el ámbito físico, psicológico o social; lo que se traduciría en beneficios para la calidad de vida de las personas, para las relaciones interpersonales, para el autoestima,  entre otros. En Chile, el ejercicio se ha vuelto un “elemento diario en las comunidades penitenciarias, las cuales se caracterizan por un contexto de conflicto, enfermedades infecciosas y mala convivencia entre internos” (Chamorro, 1996). Es por esto que el deporte se ha vuelto relevante para el tratamiento de los reos en las cárceles,  debido a que permite el mejoramiento de la condición física, disminuye el riesgo de enfermedades, incentiva a una ocupación activa del tiempo libre y prácticas de relaciones normalizadas, por las reglas del juego y competencias.

A partir de lo anterior se plantea la siguiente pregunta ¿Se puede considerar el deporte como un instrumento de reintegración social de la comunidad penitenciaria? Tras investigaciones y estudios realizados, se puede concluir que el deporte si se puede considerar como una herramienta de reinserción de los reclusos en la sociedad chilena.

Para responder esta interrogante se debe comprender los dos conceptos que se utilizarán iniciando con la definición de  comunidad  como “la unión de voluntades humanas comunes, las cuales se crean por circunstancias históricas e instinto y se rige mediante normas de conducta, facilitando un orden social” (Maritain, 2002, pág 28), en simples palabras la comunidad es un grupo de seres humanos que poseen elementos en común, tales como costumbres, vida, creencias, entre otros. Mientras que el deporte se entenderá como la “actividad física con requerimientos motrices específicos, que posee reglas codificadas y estandarizadas” (Hernández Moreno, 1994), es decir, el deporte es un ejercicio físico, el cual posee determinadas normas, de carácter competitivo, poniendo en juego la destreza motriz y física.

Internos de la cárcel de Punta Arenas jugando un partido de Taca-taca.

A lo largo del tiempo, el concepto de comunidad y deporte se han estado vinculando frecuentemente en la sociedad chilena, casos como la implementación de medidas que fomenten el deporte en regiones y a nivel nacional. En la mayoría de los casos la actividad física se utiliza como un método de rehabilitación, por ejemplo en centros de drogadicción, alcoholismo y de discapacidad mental. El tratamiento penitenciario no queda afuera de esta relación, ya que este método se entiende como:

“Las funciones que la pena puede servir en torno a objetivos de prevención especial positiva. En otras palabras, simboliza la idea de que la ejecución de la pena debe considerar instancias cuyo objetivo concreto apunte a incorporar en el condenado diversas clases de contenidos -principios, valores, hábitos, costumbres, habilidades, competencias, conocimientos, etc.-, cuya asunción contribuye a disminuir el riesgo de reiteración delictiva (Jesús Silva, 1992, pág. 28-29).”

En síntesis, el tratamiento penitenciario se basa en la consideración de tareas y acciones que buscan lograr un aprendizaje de los internos orientado a convivir en sociedad, para así lograr la integración. El método utilizado en personas con privación de libertad consta de una serie de contenidos utilizados para la reintegración social, destacando la formación laboral, sitios de educación y la utilización del deporte. Este último busca colaborar con cinco funciones específicas, entre ellas la educativa, salud, social, cultural y lúdica.

Se considera por parte de la población mundial, que el deporte es una excelente herramienta educativa, ya que colabora en la información y el desarrollo humano, indistintamente de la edad y situación que se posea (Comisión Europea del Deporte 1998). El carácter competitivo de la actividad física, fijado por reglas y normas que delimitan el juego, enseñando e incentivando a los participantes el diálogo y la cooperación para llegar a un mismo objetivo, el respeto y la sinceridad hacia el rival. Además de reproducir implícitamente valores de la sociedad en la que vivimos, por ejemplo, la conciencia colectiva, la participación y la convivencia pacífica, el desarrollo e interiorización de hábitos saludables e higiénicos o hábitos de relación social.

Para los  reos el deporte es un adecuado instrumento para promover una sociedad menos segregada y más inclusiva, debido a que permite afrontar problemas relacionados a la intolerancia, la violencia, abuso de alcohol y drogas, además de contribuir la integración de estos en el mercado laboral. Por lo que el rol social del ejercicio físico dentro de la comunidad penitenciaria, se entiende como “un incentivo que promueve el desarrollo de la autonomía y motivación para integrarse en actividades” (Moral,2005) , es decir, el deporte favorece la socialización, la relación y la comunicación con otras personas evitando la soledad, promueve el desarrollo de la autonomía y motivación, un ejemplo de esto es una mejor disposición y cumplimiento por parte de los reclusos de las tareas diarias dadas dentro de las cárceles, además de la integración de personas con diversidad funcional, lo que facilita un mejor clima social.

El deporte dentro de la prisión permite el aprovechamiento del tiempo del ocio, entregando un entretenimiento individual y en conjunto. La ocupación del tiempo libre, es un factor sumamente importante para reivindicarlo y promocionarlo como algo que puede traer beneficios, permitiendo la pasividad, inactividad, creatividad , entre otros . La practica deportiva, sin embargo, es utilizada para llenar el tiempo muerto y evitar problemas entre internos siendo muchas veces entendida como un medio de control social (Martos, Devis, Sparkes 2009) por lo que un ejemplo claro de esto sería la disminución de la participación de  los reos en riñas y peleas internas que puedan dentro del recinto, ya que el reo al ejercer actividad física amortigua sus ansiedades e impulsos agresivos, le ayuda a soportar el sufrimiento dentro del encierro y evadir problemas, manteniendo la mente ocupada.

Tras los resultados de los análisis realizados, se logra concluir que el deporte en la comunidad penitenciaria sirve como herramienta de reinserción social, debido a que es un programa que trabaja de manera integral distintas áreas para poder lograr esta reincorporación de reclusos, siendo no solo la actividad física lo más importante, sino el trasfondo de esto; el trabajo en conjunto de los componentes como la educación, ocupación del tiempo libre, mejoramiento de relaciones sociales, lo que conlleva a las disminuciones de enfermedades físicas tanto como psicológica, la reducción de conflictos internos, permitiendo que el privado de libertad reivindique sus actitudes morales, su capacidad de trabajar y sus actividades cotidianas.

Bibliografía:

Castillo, J. 2004. Deporte y reinserción penitenciaria. Madrid: Ministerio de Educación y CienciaConsejo Superior de Deportes.

Chamarro, A. Blasco, T. Palenzuela, D. 1998. Revista Psicología del Deporte. N° 15. 69-62.

Comisión Europea. 1998. Evolución y perspectivas de la acción comunitaria en el deporte.N°1.Documento de trabajo de los servicios de la Comisión.

Devís, J. Martos, D. y Sparkers, A.C. 2009. Deporte entre rejas. Revista Internacional de Sociología. Vol 67, N°2,391-412.

González López. D. El deporte como inclusión social. Disponible en: https://core.ac.uk/download/pdf/132346197.pdf

Maritain, J.(2001) El hombre y el estado (pág.28). Editorial del Pacífico, Santiago de Chile.

Morales, A, Welsch, G. 2015. Estudio comparado de administración y gestión penitenciaria. Disponible en: http://www.pazciudadana.cl/wpcontent/uploads/2015/04/estudio-comparado-de-administracion-y-gestionpenitenciaria.pdf.

UNESCO. 1978. Carta Internacional de la Educación Física y el Deporte. Disponible en:http://unesdoc.unesco.org/images/0021/002164/216489s.pdf

Universidad Autónoma de Tamaulipas. Disponible en: https://www.uat.edu.mx/SEV/Deportes/Paginas/Objetivos-y-Funciones.aspx

2 respuestas a “Deporte: ¿Mecanismo de reinserción social en las cárceles chilenas?

  1. Woah! me parece un tema súper interesante y relevante para la sociedad, a pesar de que no sea un tópico muy comentado en Chile. Si bien es cierto que estas personas son “castigadas” por la ley a cumplir ciertos años de prisión por no cumplir con lo moralmente establecido por la Constitución chilena, merecen una integración en ámbitos saludables como toda persona del país. Además, considero que, tal como lo planteas, sí ayuda a los reos a su bienestar y a evitar ciertos tipos de problemas psicológicos. Excelente ensayo 🙂 Por Antonia Rodríguez

    Me gusta

  2. Interesante tema, me parece que a los prisioneros hay que insertarlos en varios tipos de programas además del deporte para poder reinsertarlos en la sociedad. El tenerlos encerrados 24/7 con gente igual o peor a ellos mientras son tratados como animales no hace más que empeorar las condiciones de los reos una vez que cumplan la condena, por lo que estaría bien complementar la actividad física con otras cosas, como por ejemplo, algún tipo de terapia o monitoreo para ver cómo “mejorarlos”, por así decirlo.
    Buen trabajo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s